martes, 9 de febrero de 2010

"BUZÓN DE VOZ", un poema de NACHO ALDEGUER



BUZÓN DE VOZ


TIENE 1 MENSAJE NUEVO:


Qué pasa Nachete,
a saber dónde te metes...
seguro que liao como siempre,
nunca paras.
Pensaba que llevaba ya
un buen tiempo sin verte,
tanto que estoy cerca de olvidar tu cara.
Nadie entiende por qué no llamas,
se te echa de menos,
tú que aguantabas hasta las tantas
de la mañana.
Ya no bebes,
antes las noches sin ti eran raras
pero pasaron los meses
y hoy son noches olvidadas.
¿Recuerdas cuando pillabas
aquellos pedales en el Parque de la Virgen
y aún éramos chavales?
Supongo que seguimos en las mismas
con estos alcoholes industriales
que prenden nuestra chispa.
Lo importante era charlar,
pasar el rato.
Hoy echo en falta
que el tiempo no nos importara tanto.
Hoy he hecho un retrato del grupo
de cuando salíamos todos juntos,
nos comíamos el mundo
y bebíamos ron barato.
Hoy brindamos con quien queda
más a mano.
Envidio a los amigos que se llaman hermanos
porque contamos todos con todos
pero nos contamos todo mal
y todos pensamos igual
pero actuamos de otro modo.
Tendría que haberte ido a ver al teatro
pero tenía lío, me quedaban cuatro
y las tenía que aprobar.
Esos días la ingeniería me tenía
contra las cuerdas,
que hago ingeniería industrial
pero tal vez ni te acuerdas.
De novietas he estado mal,
no me gusta nadie en la facultad
y cuando salgo de fiesta
no se me da muy bien hablar...
en fin, Antonio Nachín,
que te estoy dejando un pedazo de mensaje,
estaré esperando tu llamada
cuando vuelvas de tu viaje,
un abrazo.

-------------------------------------------------------------------------------------------------



ESTE ES EL CONTESTADOR DE...


Joder, soy lo peor,
siempre olvidando llamarte.
Eso le dije a la última que me dejó:
siempre olvidando amarte. Es broma.
Estoy soñador, pidiéndole a los árboles
que no lloren.
Me estoy haciendo mayor
demasiado joven.
Tienes razón, estoy a mil
no se vivir de otra manera.
Bueno, tal vez sí
y en realidad no es que no quiera.
Creo que me absorbe mucho el ordenador
y me está dejando medio bobo.
Más que en lobo solitario
me está transformando en lobo
y la pantalla es mi luna llena.
Hazte una idea,
media caja de All-Bran ha sido mi cena,
son las cinco menos cuarto
de una noche de Halloween
y yo encerrao en mi cuarto
esperando pillarte por fin.
No se qué más decir
porque tiendo a hablar de mí
y perderme en veinte mil
frases carentes de contenido
pero les pongo tanto énfasis
que parece que se lo que digo.
Tengo un corazón veloz
al que yo tan sólo persigo.
Tan solo me sigo viendo
incapaz de ir poniendo
a la gente en su sitio
empezando conmigo,
que a veces estoy aquí
y Nacho se ha ido
y cuando vuelve dice:
"¡Tío, mira todo lo que he conseguido!"
Y realmente sólo quiero parar,
aceptar que no tengo nada,
que la palabra enriquecerse
es la carga más pesada.
Ahora sé que escribo
por descubrirme a mí mismo
y que canto a mis amigos
porque es lo más cercano a un parto
que concibo.
Y sigo sin poder vivir sin actuar,
la belleza de vidas ajenas
no se puede igualar.
La vida se reduce a lo más sencillo
es viajar hacia atrás
y volver a jugar.
¿Qué te he dicho?
Me he puesto a teorizar y hablar de mí,
me pesadillo. Invento nuevos verbos
ya que a algunos les he borrado el brillo.
Tío, ¿por qué nos tenemos que disculpar?
Con lo fácil que era ir a una casa
y llamar al telefonillo...
La tecnología nos aleja,
tuve a chicas pegadas al móvil
a las que nunca pude comer la oreja,
otras que no me dejan paz
porque yo les pido guerra.
Me obligan a enfrentar mis miedos.
No he vuelto a decir "te amo"
y mido muchos mis "te quieros".
Podemos hacerlo todo si queremos,
no necesitamos prácticamente nada,
es así de literal.
Estoy aprendiendo a meditar,
es magnífico, me despejo
aunque luego me olvido de lo bueno
y me vuelvo a disparar.
No sé... mi sensibilidad
no es propensa al acojone
pero tengo un bloqueo mental
que afecta a mis emociones.
Decidí dejar de llorar antes de los doce
y para volver a llorar hoy
no sé si sabes lo que se sufre
porque no he llorado por dolor
sino por la alegría de aceptar la muerte
y no lloraría tu ausencia
sino la felicidad de poder volver a verte.
Bueno man,
creo que las cosas te van bien
dentro de lo posible,
y estate mañana por casa
que aún me sé dónde vives.



(Copyright Nacho Aldeguer)

1 comentario:

  1. lo escuché de su voz un día, creo que en el badulake, y fue genial, gracias dani por traerlo.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.