jueves, 4 de marzo de 2010

UN POEMA DE ADELFA MARTÍN (2)

TIEMPO SIN TIEMPO


Veo hacia adentro de la ocuridad.
De mi interior nacen los gritos que escucho a lo lejos,
porque vienen de las voces que no me pertenecen.


La tristeza no emana de mi,
viene de aquèllas aves que no saben cantar
porque les arrancaron los ojos.
Su canciòn es muda y sorda.


Las flautas que suenan lejanas,
atormentan a mi alma que descansa.
¡Oh paz interior que ya no te recuerdo!
...siento los pasos de los hombres
que me acechan dìa y noche...
Mis ropajes naranjas son una mueca de alegrìa;
una burla cruel...


¿cuantos años aquì?
¿que sucediò que no puedo recordar?.
el tiempo se detuvo sobre las nubes de aquèlla montaña
que no ha cambiado en años...


Canta ave, canta...
yò prometo reponer tus ojos
que me miran desde la profundidad
del alma de las aves...


La soledad es un mito que me acompaña.
La alegrìa, una sombra igual
al sonido del tren lejano y cercano.
Resuenan nuevamente los pasos
de los hombres solos
que no duermen nunca...


La sangre se secò, y no puedo seguir escribiendo...

(Adelfa Martín)

2 comentarios:

  1. Nuevamente, mi mas sincero agradecimiento.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. De nada, Adelfa. Disculpa por no avisarte, pero no he tenido mucho tiempo estos días.

    Ya sabes dónde nos tienes para lo que quieras.

    Besos!

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.